Por @Wicho — 19 de Julio de 2013

En la Universidad de Queensland están llevando a cabo desde 1927 un experimento, conocido como el experimento de la gota de brea, para estudiar el comportamiento de la brea, que aunque nos parece un sólido es un líquido muy viscoso, de hecho unos 230.000 millones de veces más viscoso que el agua.

Para ello Thomas Parnell calentó aquel año un poco de brea y la colocó en un embudo cuya base cortó en 1930 a la espera de que empezaran a caer gotas.

Esto ha sucedido en ocho ocasiones hasta el momento: en 1938, 1947, 1954, 1962, 1970, 1979, 1988 y 2000.

Pero la cosa es que, por unos motivos u otros, en todo este tiempo nadie ha visto nunca caer ninguna de las gotas, lo que en el caso de la que cayó en 2000 fue especialmente chungo porque había dispuesto un sistema de grabación que, siendo Murphy como es, falló.

Así que en Queensland esperan ansiosos, y con tres webcams preparadas, la caída de la novena gota, que esperan que se produzca este año, para lo que en esta ocasión hay tres cámaras dispuestas.

Cámaras en Queensland

Pero el Trinity College de Dublín les ha ganado en la carrera para capturar por primera vez la caída de una de esas gotas de brea en un experimento similar que iniciaron en 1944, tal y como se puede leer en Trinity College experiment succeeds after 69 years.

Parece ser que lo tenían medio olvidado en un armario hasta que hace unas semanas alguien se dio cuenta de que se había formado una gota, así que prepararon todo para grabarlo, y el resultado es el vídeo de arriba, que captura la caída de la gota en cuestión a eso de las 5 de la tarde del pasado 11 de julio de 2013.

En cualquier caso, en The Pitch Drop Experiment, y con «un poquito» de paciencia, se puede seguir en directo la evolución del experimento de Queensland.

(@edyong209 vía RT de @BadAstronomer).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear