Logo Lainformacion.com
< Los experimentos con aviones autónomos de Chris Anderson
Un florido hub USB >

Recreando los experimentos de Tesla para transmitir electricidad sin cables

En el reciente evento Maker Faire de inventores piraos y científicos locos, al que nos hubiera encantado asistir, la gente de Omega Recoil enseñó cómo recrearon algunos de los experimentos de Nikola Tesla, en una exhibición mitad espectáculo, mitad «investigación».

En el vídeo pueden verse algunos momentos interesantes: el primero un show muy espectacular [sólo en la versión completa de 28' en Fora.tv] en el que utilizan su bobina de Tesla gigante y trajes aislantes de Faraday para hacer un poco el ganso con las descargas eléctricas. Este montaje se aprovecha del efecto «Jaula de Faraday» a modo de protección aislante, de modo que aunque las sillas y otros objetos quedan literalmente fritos (hasta cocinan un hot-dog) a quienes están dentro del traje no les ocurre nada malo.

Omega Recoil Show © John Behrens et al.

En la segunda parte explican uno de los «experimentos» de transmisión de electricidad al estilo Tesla. Situaron dos bobinas Tesla gigantes separadas unos cinco metros. En una de ellas aplicaban 30.000 watios de potencia; ambas estaban aisladas la una de la otra, pero tenían básicamente la misma construcción «resonante» (y su toma a tierra). Al activar el invento se ve cómo la segunda bobina recibe algo de energía, que midieron con diversos aparatos y enchufando bombillas convencionales: unos 300 watios en los mejores momentos.

La eficiencia de transmisión de electricidad de esas super-bobinas de Omega Recoil es por tanto de un uno por ciento. Comparativamente, explican en el vídeo, el cepillo de dientes eléctrico que hay en muchas casas se recarga con una eficiencia del 10 por ciento, pero a unas distancias ridículas. Algunos fabricantes aseguran que pueden alcanzar eficiencias de hasta el 70, 80 y 90 por ciento a distancias menores, aunque no haya contacto, pero no está demasiado claro que realmente funcione.

Estaban muy contentos de haber podido pasar 300 watios a cinco metros de distancia, aunque el montaje es realmente descomunal. Hace un par de años científicos del M.I.T. demostraron cómo transmitir 60 watios a unos dos metros de distancia con un montaje realativamente más simple.

La utilidad de esto podrían ser móviles que se recarguen solos o portátiles que se carguen sin enchufar, sólo con colocarlos encima de un tapete inductor o algo parecido. El sueño de Tesla de transmitir energía a grandes distancias sigue pareciendo muy lejano, pero algunos de estos avances al respecto son, cuando menos… espectaculares y divertidos.

(Vía Gizmodo.)