Por @Wicho — 2 de Marzo de 2013

Autorretrato de Curiosity
Autorretrato panorámico de Curiosity, APOD del 22 de febrero de 2013. Clic para ver entero.

Un fallo en el ordenador A de Curiosity a la hora de escribir datos en su memoria flash ha obligado a los responsables de la misión a activar el ordenador B, tal y como se puede leer en Computer Swap on Curiosity Rover.

El B es el que estuvo activo durante toda la travesía desde la Tierra hasta poco antes del aterrizaje en Marte y cualquiera de ellos es perfectamente capaz de manejar todos los sistemas de a bordo.

El cambio de uno a otro hizo necesario poner al rover en lo que se denomina modo seguro, que es un poco como cuando un ordenador da problemas y lo reinicias antes de ponerte a cargar los programas que vayas usar.

En estas condiciones Curiosity realiza las funciones mínimas de mantenimiento y de comunicación con el control de la misión, pero sus instrumentos científicos permanecen parados, aunque los responsables de la misión creen que será sólo cuestión de días que se puedan activar de nuevo.

También están trabajando en diagnosticar el problema, que creen que puede haber sido causado por un rayo cósmico, para poder recuperar el ordenador A, lo que sería fundamental para seguir contando con la redundancia que proporciona tener dos ordenadores a bordo.

De hecho sería enormemente preocupante que no pudieran recuperar su uso cuando el rover lleva poco más de medio año en Marte de los dos años que debería durar su misión, aunque cabe recordar que Spirit también tuvo un serio problema con su memoria flash al principio de su misión que pudo ser solucionado y que los dos ordenadores funcionaban perfectamente hasta el fin de la misión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear