Por @Wicho — 21 de Diciembre de 2013

La unidad estropeada ya fuera de su sitio
La unidad estropeada ya fuera de su sitio

Aunque en 2010 una reparación similar se complicó de mala manera, de tal forma que hubo que realizar tres paseos espaciales en lugar de las dos inicialmente previstas, hoy Mike Hopkins y Rick Mastracchio se encontraron con que todo funcionó mejor de lo esperado y consiguieron adelantar bastante trabajo, tal y como se puede leer en Spacewalkers Remove Degraded Ammonia Pump.

De hecho llegaron incluso a retirar la unidad que contiene la válvula estropeada y que evita que funcione el bucle A del circuito de refrigeración del segmento estadounidense de la Estación Espacial Internacional desde el pasado día 13 para dejarla guardada en un sitio que no moleste, algo que estaba previsto que hicieran en el paseo espacial programado para el día 23.

Para ello tuvieron que desconectar los tubos de amoníaco, que usan unos mecanismos rápidos de desconexión que en este caso funcionaron correctamente, conectar estos de tal forma que el amoníaco pueda seguir circulando por el bucle en cuestión mientras no se instala la unidad nueva, desenchufar los cables de corriente y datos, y desatornillar los cuatro pernos que la sujetan en su sitio.

Mastracchio desconectando tubos de amoníaco
Mastracchio desconectando tubos de amoníaco

Contaron para ello con la ayuda de Koichi Wakata, que usó el brazo robot de la Estación tanto para mover de sitio a sitio a Rick Mastracchio como para retirar al final la unidad que contiene la válvula y ponerla en su sitio de almacenamiento; mide 175×127×91 centímetros y pesa unos 354 kilos.

Como Hopkins y Mastracchio iban con una hora y media de adelanto sobre lo previsto desde el control de la misión se plantearon incluso adelantar más tareas previstas para el paseo del día 23, pero dado que Mastracchio llevaba ya rato sintiendo frío en los pies y piernas este prefirió poner fin al paseo espacial.

Así que todo parece indicar que el próximo martes –el paseo inicialmente previsto para el lunes 23 se ha pospuesto un día para hacer ajustes en el traje de Mastracchio– los dos podrán colocar en su sitio e instalar la nueva unidad sin necesidad de recurrir a un tercer paseo espacial.

Con una duración total de 5 horas y 28 minutos este ha sido el séptimo paseo espacial para Mastracchio, que acumula ya 42 horas y 58 minutos de EVAs, lo que lo coloca en el puesto número 15 de todos los astronautas de la historia en cuanto a tiempo dedicado a paseos espaciales; para Hopkins era el primero.

Fue también el paseo espacial número 175 dedicado a la construcción y mantenimiento de la Estación Espacial Internacional.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear