Por @Wicho — 3 de Marzo de 2017

Una ecuación tiene la misma solución en Israel y en Teherán. La ciencia es un lenguaje internacional, no entiende de religión, de política, de nacionalidades… si creamos un nuevo medicamento no curará solo a los judíos, curará a todos en este planeta. Si permites que la ciencia se mezcle con política acaba ocurriendo lo mismo que con el cambio climático: el secuestro de un problema real a cargo de grupos de interés que tergiversan todo a su favor

– Daniel Zajfman, físico,
en El Confidencial
(Vía Olga Alonso).

 

 

 

 

 

 

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear