Por @Wicho — 17 de Febrero de 2006

La ministra de sanidad advertía el verano pasado que quería que el consejo de ministros aprobara una nueva ley de reproducción asistida menos restrictiva que la que actualmente está en vigor y que esperaba tenerla lista para finales de 2005 o principios de 2006, y en efecto así ha sido, pues esta nueva ley empezaba ayer sus trámites parlamentarios: El Congreso aprueba permitir bebés a la carta para salvar a hermanos enfermos.

En general es menos restrictiva que la anterior, aunque la gran novedad reside en que por primera vez permite la la selección genética de embriones con fines terapéuticos para terceros, lo que permitiría concebir un bebé sano para ayudar a un hermano enfermo.

La nueva ley prohibe de forma expresa, sin embargo, la clonación reproductiva.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear