Por @Wicho — 14 de Enero de 2006

Stardust y TierraEn poco menos de 24 horas, si todo va bien, la sonda Stardust habrá completado su misión de traer de vuelta a la Tierra muestras tomadas de la coma del cometa Wild 2 y del espacio tras un viaje de 7 años y 4.630 millones de kilómetros.

Estas muestras, en especial las de la cola del cometa, permitirán a los científicos echar un ojo a partículas que se supone que apenas han sufrido alteraciones desde su creación, que se supone que coincide con la de nuestro Sistema Solar.

Sondas Espaciales tiene un estupendo artículo sobre la fase final de la misión en Especial llegada de Stardust a la Tierra, mientras que Javier Armentia te explica como puedes colaborar con la misión en ¿Quieres Analizar Con Tu Ordenador El Polvo De Un Cometa?

A la incertidumbre que siempre rodea la reentrada de cualquier nave o sonda espacial en la atmósfera se añade en este caso una dosis de nervios adicional porque Stardust comparte el diseño del sistema que debe desplegar los paracaídas que deben frenar su caída con la sonda Genesis, en la que unos sensores montados al revés hicieron que estos nunca se desplegaran, con lo que terminó empotrada en el suelo del desierto de Utah.

De todos modos, por lo visto Stardust fue sometida a ciertas pruebas antes de su despegue que habrían detectado un fallo de ese estilo; la duda es por qué no se le hicieron las mismas pruebas a Genesis, aunque eso es otra historia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear