Por @Wicho — 8 de Septiembre de 2004

Si todo funciona según está previsto esta tarde, a eso de las 18:15 (hora de España), un helicóptero recogerá sobre el desierto de Utah, en los Estados Unidos, el contenedor que trae las muestras de viento solar que la sonda Genesis ha recogido durante más de dos años, lo que supone la primera vez que se traen muestras de vuelta del espacio desde los años 70, cuando las misiones Apollo y Luna trajeron rocas lunares de vuelta a la Tierra.

Aunque el método de recogida es ciertamente poco habitual, se usaba con frecuencia durante la guerra fría para recoger carretes de película dejados caer por satélites espía, aunque se usaban aviones para la recogida en lugar de helicópteros; en esta ocasión se ha escogido el método de recogida aérea para evitar que las muestras se puedan contaminar si llegan a tocar el suelo.

Los científicos de la misión esperan que estas muestras ayuden a conocer mejor el origen de nuestro sistema solar, ya que la composición del Sol no ha cambiado apreciablemente desde que se comenzó a formar el sistema solar hace unos 4.500 millones de años.

Actualización (22:00):
Como dicen Alvy y morri en los comentarios, la cápsula con las muestras científicas se ha empotrado en el suelo de Utah a algo más de 300 kilómetros por hora, ya que los paracaidas no se desplegaron.

Esto hará prácticamente imposible obtener ningún resultado científico de la misión, ya que con el impacto parecen haberse fracturado tanto la estructura externa de la cápsula como el contenedor de las muestras, lo que supone una contaminación irremediable de estas.

Actualización (9 de septiembre de 2004): Los científicos de la misión no han perido totalmente las esperanzas y piensan que puede haber algunas muestras salvables.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear