Por @Wicho — 6 de Mayo de 2015

Impresión artística de VHS 1256b - Gabriel Pérez (SMM, IAC)

En la actualidad tenemos localizados cerca de 1 900 planetas extrasolares, planetas en órbita alrededor de otras estrellas.

La mayoría de ellos, de todos modos, están tan lejos que no tenemos forma de verlos directamente y sólo sabemos que están ahí utilizando métodos indirectos de detección como son la bajada en la intensidad de la luz que nos llega de su estrella cuando pasan por delante de ella o el tirón gravitatorio que ejercen sobre ella y como este modifica, de nuevo, la luz que recibimos de ella.

Pero a veces es posible obtener imágenes de estos planetas extrasolares.

Esto es muy importante porque valida los otros métodos de detección, pero además mola kilos porque estamos viendo un planeta a años luz de nosotros.

El último en unirse a la –por ahora exigua– colección de planetas extrasolares de los que tenemos imágenes directas es VHS 1256b, un superjúpiter a unos 40 años luz de nosotros:

Imagen real de VHS1256b
Imagen en falso color ha sido elaborada a partir de imágenes YJK tomadas con el telescopio VISTA del Observatorio Europeo Austral (ESO) dentro del VISTA Hemisphere Survey (VHS)

VHS 1256b orbita su estrella a unas 100 veces la distancia que separa la Tierra del Sol. Tiene un tamaño similar al de Júpiter, pero con una masa 11 veces mayor, y presenta una atmósfera todavía relativamente caliente, unos 1.200 ºC; es muy similar a como era nuestro Júpiter hace unos 4 200 millones de años.

Haber conseguido imágenes de VHS 1256b es ciertamente un logro espectacular, pero en este caso es casi más interesante cómo los astrónomos se dieron cuenta de que estaba ahí en primer lugar.

Lo que hicieron fue aplicar nuevos algoritmos de procesado a datos ya disponibles del catálogo de Two Micron All Sky Survey (2MASS), que cubre el cielo en el infrarrojo, y del catálogo de VISTA Hemisphere Survey (VHS), un estudio de todo el hemisferio Sur, también en el infrarrojo, y que en la actualidad se está llevando a cabo con el telescopio VISTA del Observatorio Europeo Austral (ESO), y con esos nuevos algoritmos buscar parejas de objetos que tuvieran movimientos comunes.

VHS 1256b estaba «escondido» en observaciones de VISTA de 2001; una vez localizado durante 2014 se hicieron nuevas observaciones para confirmar su presencia y obtener sus características.

Es muy probable que este nuevo método de análisis nos permita encontrar más planetas extrasolares cuya existencia había pasado desapercibida hasta ahora.

Como dice la nota de prensa del Instituto de Astrofísica de Canarias, VHS 1256b es el planeta extrasolar más cercano del que hemos podido obtener una imagen y un espectro.

Si lo piensas un poco, es alucinante: hace apenas veinte años que pudimos confirmar la existencia de los planetas extrasolares, aunque la lógica y el sentido común nos decían que tenían que existir, y hoy en día somos capaces de ver algunos de ellos.

Por cierto que 51 Pegasi b, el primer exoplaneta confirmado en órbita alrededor de una estrella similar al Sol, descubierto en 1995, ha sido también recientemente el primero del que hemos podido hacer un análisis de su atmósfera gracias a la luz que refleja, tal y como se puede leer en Primera detección de luz visible reflejada en 51 Pegasi b.

51 Pegasi b y su estrella
Impresión artística de 51 Pegasi b y su estrella - Debivort en la Wikipedia

Es un resultado muy prometedor, ya que como explica Jorge Martins, el director de la observación: «este tipo de técnica de detección es de gran importancia científica, ya que permite medir la masa y la inclinación real de la órbita del planeta, esenciales para entender mejor todo el sistema. También nos permite estimar la reflectancia del planeta (o albedo), que puede utilizarse para inferir la composición tanto de la superficie como de la atmósfera del planeta.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear