Por @Wicho — 17 de Octubre de 2011

Modelo del VIHEl equipo que ha desarrollado el MVA-B, el candidato español a convertirse en vacuna contra el Sida, ha obtenido un gran éxito con su primer ensayo clínico de Fase I.

En este se ha demostrado que la vacuna es altamente eficiente, que genera respuestas inmunológicas que podrían llegar a contener al Virus de la Inmunodeficiencia Humana, y que su administración es segura.

Pero esto es sólo un primer paso en un camino al que aún le queda un largo trecho en el que tendrá que superar los ensayos de Fase II, en los que se administraría a personas infectadas, para ver qué efecto tiene sobre ellas y las dosis adecuadas, y la Fase III, en la que por fin se estudiaría el grado de protección de la vacuna frente a infecciones.

Así que aunque los resultados son esperanzadores, aún pasarán años antes de que se puedan realizar todos estos ensayos y de que veamos la vacuna comercializada si en efecto es tan buena como parece.

Cultivo celular de pruebas
Cultivo celular de pruebas - CSIC

Diez años hasta la vacuna, un relato desde dentro de lo que ha supuesto llegar hasta el punto actual, sirve para dar una idea de lo que ha supuesto llegar hasta este punto, y también es muy recomendable leer Diez claves para entender los resultados y el futuro de la vacuna española contra el SIDA, el resumen para profanos de cómo está la cosa y de lo que queda por delante.

No veremos la vacuna en las farmacias el año que viene, ni dentro de dos, ni quizás hasta dentro de al menos otros diez, pero desde luego promete.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear