Por @Alvy — 24 de Mayo de 2016

Aquí el amigo CrazyRussianHacker decide emular a nuestra oriunda la socorrista torpe y hacer un experimento pero con conocimiento de causa: arrojar unos 15 kilos de hielo seco a una piscina.

El hielo seco es lo que se utiliza en espectáculos y películas para hacer «niebla» y es básicamente CO2 sólido, así que es relativamente poco peligroso. Puede causar heridas porque es extremadamente frío, así que conviene manejarlo con guantes como sabiamente hace el hacker ruso. ¡Cuidado, niños!

En el vídeo puede verse el resultado, que es bastante curioso y espectacular. Naturalmente aquí nadie la lía parda ni hay que desalojar la piscina y avisar a los bomberos, así que todos contentos.

(Vía Geeks are Sexy.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear