Por @Alvy — 16 de Mayo de 2012

Este experimento con dominós permite entender cómo se producen las reacciones en cadena: es el famoso efecto dominó ejemplificado un poco a lo bestia, digamos. En este caso hay 13 piezas de dominó y como puede verse cada una puede tumbar una pieza más o menos 1,5 veces más grande que sí misma. La más pequeña tiene 5 mm de alto y 1 mm de ancho y hay que ponerla con pinzas; la más grande mide cerca de un metro y pesa casi 50 kg.

Como se explica en el vídeo, si en vez de 13 hubiera 29 dominós de las mismas proporciones, la pieza más grande sería tan alta como el Empire State. En el montaje de la demostración la energía original se amplifica 2.000 millones de veces.

¿De donde sale tanta energía? Está «almacenada» en forma de energía potencial gravitacional: mientras las piezas están en reposo, nada sucede; pero cuando salen del equilibro, toda esa energía se desata. Al colocar de nuevo las piezas en su posición para repetir el experimento es cuando las volvemos a «recargar» manualmente con esa misma energía que almacenan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear