Por Nacho Palou — 12 de Noviembre de 2009

El edificio de doce plantas de la foto, localizado en China, cayó como una ficha de dominó –afortunadamente no había nadie en él, y no había otros edificios contiguos– mientras se realizaban las obras de construcción de un garaje.

Para ello se excavó junto a una de las caras del edificio un hueco de más de cuatro metros y medio. En el lado opuesto se depositaron los escombros extraídos durante la excavación. Las lluvias contribuyeron a que el montón de escombros ejerciera una presión desde uno de los lados del edificio equivalente a 3.000 toneladas, suficiente para desplazar los cimientos –de pilares huecos y al parecer poco resistentes– hacia el lado en el que se había excavado el suelo, por lo que los cimientos se quedaron sin apoyo lateral causando la caía a plomo de la construcción, tal y como se explica en Different Kind of Real Estate Crash.

(Gracias por el enlace, José Ramón.)

Compartir en Flipboard Compartir en Facebook Tuitear

PUBLICIDAD

Microsiervos Selección


Del mito al laboratorio

EUR 17,95 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


The Decipherment of Linear B

EUR 13,55 (Reseña en Microsiervos)

Comprar


Amazon Associates

Los productos aquí enlazados están a la venta en Amazon. Incluyen un código de Afiliado Amazon Associates que nos cede un pequeño porcentaje de las ventas. Los productos están seleccionados por los autores del blog, pero ni Amazon ni los editores de los libros o fabricantes de los productos participan en dicha selección.

Más libros y productos en:

Microsiervos Selección