Logo Lainformacion.com
< Cambiando de mentalidad
El fin del programa de transbordadores espaciales de la NASA en fotos >

Entra en servicio el Telescopio de Rastreo del VLT del Observatorio Europeo del Sur

Se me había pasado por completo que el Telescopio de Rastreo del VLT (VST, VLT Survey Telescope), instalado en el Observatorio Paranal del Observatorio Europeo del Sur en Chile, ya esta en funcionamiento, tal y como se puede leer en Primeras imágenes del Telescopio de Rastreo del VLT.

El nuevo telescopio
El telescopio en su cúpula

Se trata de un telescopio de 2,6 metros que funciona en el espectro de la luz visible y que cuenta con una «camarita» de 268 megapíxeles conocida como OmegaCAM que pesa la friolera de 770 kilos, tiene 32 sensores CCD, y está sellada al vacío.

OmegaCAM
OmegaCAM, con 268 megapíxeles de nada

El telescopio cuenta también una óptica adaptativa que permite mantener la calidad de imagen siempre en sus parámetros óptimos moviendo sus espejos para compensar las distorsiones causadas por la atmósfera.

Según la nota de prensa del ESO, es el telescopio más grande del mundo diseñado exclusivamente para rastrear el cielo en luz visible.

A lo largo de los próximos años este nuevo telescopio llevará a cabo varios varios rastreos detallados del cielo austral:

  • El rastreo KIDS registrará varias regiones del cielo distantes de la Vía Láctea. Contribuirá al estudio de la materia oscura, la energía oscura y la evolución de las galaxias, y permitirá encontrar nuevos cúmulos de galaxias y quásares distantes.
  • El rastreo ATLAS del VST cubrirá un área mayor del cielo y se concentrará en la comprensión de la energía oscura y en apoyar estudios más detallados a cargo del VLT y otros telescopios.
  • El tercer rastreo, VPHAS+, registrará el plano central de la Vía Láctea para crear un mapa de la estructura del disco galáctico y su historia de formación estelar. VPHAS+ producirá un catálogo de alrededor de 500 millones de objetos y descubrirá muchos nuevos ejemplos de estrellas inusuales en todas sus etapas de evolución.

Todos los datos obtenidos de estos rastreos serán públicos, pero por ahora podemos ir haciendo boca con las dos primeras imágenes publicadas, una de una región de formación de estrellas en Messier 17, y otra del cúmulo globular gigante de Omega Centauri.