Por @Alvy — 21 de Julio de 2013

3

Ya han recaudado dinero suficiente para desarrollar este concepto que es justo lo que se ve: un material que cambia de color si la bebida tiene drogas. Se supone que puede incorporarse en vasos, cubiertos o pajitas de plástico.

No está muy claro si eso sería práctico para llevarlo a todas partes, o qué sucedería cuando aparezcan nuevas drogas, pero esa es otra historia. La tecnología y la ciencia siempre en pro de un mundo más seguro. Recuerda: ¡que no te echen droja con engaños y triquiñuelas!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear