Por @Wicho — 23 de Junio de 2015

Otro lanzamiento perfecto para un cohete Vega de la Agencia Espacial Europea ha dejado en órbita esta pasada noche al satélite medioambiental Sentinel-2A.

El Sentinel-2A está en comunicación con el equipo de control, su panel solar desplegado, y sus sistemas funcionan correctamente, así que en unos días comenzará la fase de calibrado de sus instrumentos.

Si todo va según lo previsto entrará en servicio en tres o cuatro meses, uniendo sus imágenes de alta resolución en el espectro visible y en el infrarrojo cercano en un total de 13 bandas a las observaciones mediante radar del Sentinel-1A que permiten observar a través de nubes y en la oscuridad.

Las observaciones del Sentinel-1A permiten detectar y vigilar vertidos de crudo y su evolución, estudiar las banquisas de hielo, detectar los desplazamientos de la superficie de la tierra, analizar los usos del terreno, e incluso contribuir a la navegación marítima con su capacidad de detectar embarcaciones.

Las imágenes del Sentinel-2A se utilizarán para generar mapas sobre el uso de la tierra, con especial énfasis en la cubierta vegetal de esta, permitiendo obtener mapas de la cantidad de vegetación que hay en una zona determinada, y el contenido en clorofila y agua de esta, con el objeto de ayudar en la planificación de cosechas.

También permitirá vigilar el crecimiento de la cobertura vegetal, o su desaparición, vigilar los bosques, y capturar imágenes de inundaciones, erupciones volcánicas para ayudas en las tareas de ayuda posteriores; asimismo proporcionará información acerca de polución en lagos y aguas costeras.

Los Sentinel-3, por su parte, proporcionarán datos de temperatura del mar, lagos, ríos y similares, temperatura de la superficie de la tierra, altura de las olas, velocidad del viento, etc; Sentinel-4 y 5 medirán la composición de la atmósfera, aunque en lugar de satélites propiamente dicho serán instrumentos que vuelen en los Meteosat de tercera generación y en los MetOp de segunda generación.

Los datos del programa Copérnico, una red de vigilancia medioambiental que mantendrá bajo observación la superficie de la Tierra, sus océanos, y su atmósfera, con el objetivo de poder contribuir a la toma de decisiones ambientales y de seguridad, serán de acceso libre y gratuito.

Se pueden seguir las andanzas de los Sentinel en @ESA_EO.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear