Por @Wicho — 10 de Agosto de 2016

La Vía Láctea, Marte, Saturno, Antares y una estrella fugaz vistos desde O Grove
La Vía Láctea, Marte, Saturno, Antares y una estrella fugaz vistos desde O Grove, Galicia – Pietro Francia

Como todos los meses de agosto llega la lluvia de estrellas de las Perseidas, que este año tiene su pico de actividad en las noches del 11 al 12 y del 12 al 13, aunque las noches anteriores y posteriores también tendrán bastante actividad; de hecho tanto en la semana anterior como en la posterior al pico de actividad es fácil ver algunas Perseidas, pues no es una lluvia de estrellas «instantánea» como otras.

Las Perseidas tienen su origen en los restos del cometa Swift/Tuttle, que en sus vueltas alrededor del Sol va dejando cachitos que quedan flotando en el sistema solar. Cuando la Tierra atraviesa este reguero de restos, se produce la lluvia de estrellas de las Perseidas cuando estos restos entran en la atmósfera y se incineran en ella.

Es una de las lluvias de estrellas más activas del año, pero este año, además, las previsiones indican que será espectacular, pues, según a quien le preguntes, podremos ver de entre 200 y casi 600 meteoros por hora.

Esto es así porque si bien normalmente la Tierra pasa rozando los restos del cometa en esta ocasión los expertos calculan que pasará por el centro de estos debido a que la gravedad Júpiter los ha movido.

Lo de llamarlas Perseidas es porque su radiante, el punto del cielo del que parecen venir, está en la constelación de Perseo. En las noches que nos interesa sale por el norte-noreste más o menos a medianoche, aunque este año es mejor esperar un par de horas más a que se ponga la Luna para que su brillo no moleste.

Perseo el 13 de agosto de 2016
Perseo el 13 de agosto de 2016 – Imagen generada con Stellarium

También las conocemos como las lágrimas de San Lorenzo porque la festividad de este santo cae en el 10 de agosto.

Si no sabes localizar Perseo a simple vista tampoco pasa nada; basta con que mires más o menos hacia el norte, aunque esto tampoco es estrictamente necesario, porque una vez que entran en la atmósfera los restos del cometa pueden tomar cualquier dirección.

Pero en cualquier caso siempre puedes usar una aplicación como SkySafari –hay montones, pero esa es mi preferida, y la hay tanto para Android como para iOS– que con el GPS y la brújula del móvil es capaz de localizar Perseo y lo que le pidas.

Eso sí, para verlas en condiciones hay que irse a un lugar en el que el cielo sea tan oscuro como sea posible, porque en las ciudades la contaminación lumínica nos arruina el espectáculo del cielo nocturno.

Son ideales sitios como los destinos turísticos Starlight, zonas fácilmente visitables que gozan de buenas cualidades para la contemplación del cielo nocturno. También es una opción aprovechar para visitar un parque natural con un buen cielo nocturno.

Pero tampoco es estrictamente necesario irse hasta ninguno de estos sitios, por muy recomendable que pueda llagar a ser la experiencia.

El truco es alejarte tanto como puedas de cualquier luz y llegar con tiempo, para que a tus ojos les de tiempo de acostumbrarse a la oscuridad. De hecho SkySafari y este tipo de aplicaciones tienen un modo nocturno en el que ponen la pantalla en rojo sobre negro que ayuda con esto. También es muy importante ir abrigado, por mucho que estemos en verano.

Luego sólo queda mirar al cielo y esperar; no hacen falta prismáticos ni telescopios, que de hecho para una observación de este tipo son contraproducentes.

De paso, puedes probar a echar un ojo la Vía Láctea, nuestra galaxia, que estas noches se ve perfectamente siempre que te alejes lo suficiente de la luz, algo que a mí, personalmente, me pone la piel de gallina.

Y algo que raramente vemos porque en las ciudades la contaminación lumínica nos está haciendo perder la oscuridad; la mayoría de nosotros pasamos años sin que veamos un cielo oscuro como es debido.

Y eso es una verdadera lástima.

Las Perseidas, la Vía Láctea y la pérdida de la oscuridad fueron las protagonistas de Hablemos de ciencia del 8 de agosto, nuestra colaboración de esta semana en Hoy por hoy A Coruña:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear