Por @Wicho — 16 de Marzo de 2008

Buenas noticias desde la Estación Espacial Internacional y el Endeavour respecto a Dextre, el nuevo brazo robot de la Estación que la tripulación de la misión STS-123 de la NASA está ensamblando.

Rick Linnehan trabajando en el ensamblado de Dextre
Rick Linnehan trabajando en el ensamblado de Dextre. Más imágenes en NASA - STS-123 Flight Day 4 Gallery

Después de no haber conseguido suministrarle energía eléctrica a través del módulo en el que está montado durante los primeros intentos las tripulaciones de la ISS y del Endeavour engancharon el nuevo brazo robot con el que ya tiene la Estación y consiguieron proporcionarle alimentación eléctrica a través de este, demostrando de esta manera que no hay ningún problema con Dextre, lo que despeja el camino para seguir con su ensamblado en los siguientes paseos espaciales de la misión.

Descartado el fallo en en propio Dextre parece que todo apunta a que el módulo en el que estaba siendo montado es el que tiene un problema de cableado, probablemente a causa de que se le haya instalado un circuito equivocado en tierra antes de ponerlo en órbita.

Antes de esta prueba crucial las dos tripulaciones habían abierto ya la compuerta de acceso al Experiment Logistics Module, el componente del módulo de experimentación japonés (JEM) Kibō (Esperanza) que el Endeavour acaba de colocar en órbita

También habían dejado el Orbiter Boom Sensor System del Endeavour, el conjunto de instrumentos que se utiliza para comprobar el estado del escudo de protección térmica de los transbordadores espaciales una vez en órbita, sujeto al exterior de la ISS, ya que el próximo módulo de Kibō, que será lanzado en el Discovery en la misión STS-124 en mayo, es tan grande que el Discovery tendrá que despegar sin el OBSS, pues no caben ambas cosas en su bodega de carga, y esperar a legar a la Estación para coger el que queda allí y realizar la inspección pertinente.

A última hora del día comenzaron los preparativos del segundo paseo espacial de la misión, que correrá a cargo de Michael Foreman y Richard Linnehan, a quien se le dedicó la canción Turn! Turn! Turn! (To Everything There is a Season) de The Byrds, utilizada por el control de la misión para despertar a la tripulación del Endeavour.

Durante este quinto día desde el control de la misión dieron también el visto bueno al escudo térmico del Endeavour para su vuelta a casa el próximo 26 de marzo.

Fuentes: STS-123 MCC Status Report #08, STS-123 MCC Status Report #09, y Robot rescued: Astronauts get power flowing.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear