Por @Wicho — 19 de Abril de 2016

PAS y paracetamol
Comprimidos de PAS (izquierda) y paracetamol (derecha) impresos mediante estereolitografía

La impresión en 3D está cada vez más metida en nuestras vidas, y uno de los campos en los que está habiendo avances más interesantes es en el de la medicina, tanto en lo que se refiere a la impresión de prótesis como a la de medicinas.

La impresión 3D de medicinas tiene muchas ventajas, entre ellas que permite combinar en un solo comprimido varios principios activos, lo que disminuye las probabilidades de que el paciente se olvide; también permite ajustar con mucha precisión las dosis, algo muy importante en medicamentos como los anticoagulantes o inmunodepresores; otra ventaja es que permite imprimir formas «divertidas» y en colores como por ejemplo dinosaurios, gatitos, unicornios, o lo que uno quiera, de tal forma que a los niños les resulte más fácil tomar su medicación.

Comprimidos impresos en 3D para niños
Comprimidos impresos en 3D en papel para niños - Dr. Simon Gaisford

El método más habitual usado hasta ahora es el denominado fused deposition modelling (FDM), en el que la impresora va depositando capas de un polímero impregnado en el o los principios activos:

Impresión de un comprimido en 3D
Impresión de un comprimido mediante capas de un polímero impregnado en el principio activo - Álvaro Goyanes

Pero el principal problema de éste método es que la temperatura necesaria para fundir el polímero causa la degradación del principio activo, en algunos casos de hasta el 50%.

Esto lo corrige la impresión en 3D mediante estereolitografía, que curiosamente es la más antigua de las técnicas de impresión en 3D, pues tal y como se puede leer en 3D Printing of Oral Tablets by Stereolithography (SLA) investigadores de la Escuela de Farmacia de la University College de Londres han demostrado la impresión de pastillas con paracetamol y ácido paraaminosalicílico (PAS) sin degradación alguna del principio activo.

Impresora 3D Form-1
Las pruebas fueron realizadas con una impresora 3D comercial modelo Form 1+

Lo que hace la estereolitografía es enfocar un haz láser ultravioleta en un punto de una cuba que contiene un líquido que se solidifica al contacto con éste, y a la hora de imprimir medicamentos abre el camino a poder utilizar principios activos sensibles al calor y además simplifica la fabricación, ya que estos se pueden mezclar directamente con el polímero fotosensible sin necesidad de ningún otro procedimiento previo.

Como siempre en estos casos aún hay que hacer más pruebas, ya que los resultados obtenidos hasta ahora son in vitro, pero es otro prometedor camino.

(Gracias, Álvaro).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear