Por @Alvy — 21 de Agosto de 2007

Importante: ver actualización al final

Hasta la NASA se equivoca con su datos y a veces las consecuencias son insospechadas. El famoso bug del «efecto 2000» que se produjo al cambiar de 1999 a 2000 afectó a los datos climáticos en bruto de varios años de las últimas décadas y a ciertos programas que calculaban gráficas con las temperaturas. A partir de entonces esos errores se repitieron una y otra vez en trabajos científicos y medios de comunicación (como que 1998 fue el año más caluroso del siglo en EE.UU., en realidad fue 1938). Hace unas semanas, Steven McIntyre, responsable de Climate Audit descubrió el error al examinar los datos de enero de 2000 en varios lugares de Estados Unidos. Entonces avisó a la NASA y se desveló el misterio, que resumen en Slashdot y excelentemente en Barrapunto con muchos enlaces: Un blogger descubre un error Y2K en los datos climáticos de la NASA .

(¡Gracias, Juan Antonio!)

Actualización (2 de enero de 2010): Según nos comentó Jesús este «bug» no fue debido al «efecto 2000» sino a otro tipo de problema técnico. La NASA lo explicó posteriormente en GISS Surface Temperature Analysis: August 2007 Update and Effects.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear