Por @Wicho — 9 de Noviembre de 2011

Aunque la primera fase de su lanzamiento anoche transcurrió sin problemas y la sonda alcanzó su órbita inicial, la Fobos-Grunt se ha quedado en esta, sin partir con destino a Marte, como tenía que haber ocurrido: Un fallo impide que la estación rusa Fobos-Grunt enfile rumbo a Marte.

Órbitas de la Fobos-Grunt
La Fobos-Grunt está en la órbita amarilla, cuando tenía que haber pasado a la azul y luego emprender viaje a Marte siguiendo la trayectoria que sale por arriba a la derecha

El problema está en que los motores de su unidad de propulsión no se encendieron ni para elevar su órbita hasta unos 4.000 kilómetros de altitud, lo que tenía que haber sucedido dos horas y media después del lanzamiento, ni para ponerla rumbo a Marte, lo que tenía que haber sucedido 126 minutos después.

Por ahora no está claro si se trata de un problema de hardware con la unidad de propulsión o de software. En el primer caso, hay pocas esperanzas de que se pueda recuperar la sonda; en el segundo, los técnicos tienen tres días para corregirlo antes de que la órbita de la Fobos-Grunt decaiga demasiado como para no tener remedio.

Otra posibilidad que se baraja es que haya fallado la transición entre utilizar el Sol para orientarse y el usar las estrellas como referencia, con lo que los sistemas de a bordo no habrían dado la orden de ignición.

A lo largo del día se espera tener más datos al respecto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear