Logo Lainformacion.com
< Indicador DEFCON, versión colapso económico
Virgin Galactic recibe el permiso para realizar vuelos experimentales >

Dragon C2: misión cumplida

La Dragon C2 a la espera de ser recogida - SpaceX
La Dragon C2 a la espera de ser recogida - SpaceX

Tras 9 días y 8 horas la cápsula Dragon que llevaba a cabo la misión COTS 2 amerizaba esta tarde a las 15:42 UTC –dos minutos antes de lo previsto– a unos 800 kilómetros al suroeste de Los Angeles.

Con esto completaba todos los objetivos de la misión sin mayor problema y se convierte en la primera nave espacial desarrollada por una empresa privada, aunque haya sido con algo de ayuda mediante fondos públicos, en atracar en la ISS, dejar carga y suministros allí, y volver a tierra con otra carga.

De hecho, y salvo los aproximadamente 100 kilos que pueden venir de vuelta en las Soyuz, la Dragon es ahora mismo la única nave capaz de traer de vuelta una carga significativa de la ISS, pues su capacidad de carga al volver es de unos 3.000 kg. Los ATV de la ESA, los Progess rusas o los H-II japoneses se destruyen en la atmósfera al final de sus misiones.

La Dragon C2 en la barcaza que la va a llevar a tierra - SpaceX
La Dragon C2 en la barcaza que la va a llevar a tierra - SpaceX

Completar la misión es sin duda todo un éxito para SpaceX, pero también es un acicate para que el resto de las empresas que trabajan en el diseño de naves similares vean que en efecto es posible hacer algo que hasta hace no hace mucho solo parecía al alcance de las grandes agencias espaciales, y ya se sabe que no hay nada como la competencia para bajar los precios.

De hecho SpaceX dice que ahora poner un kilo en órbita con una Dragon cuesta unos 20.000 dólares, pero que en el futuro esperan poder bajar este precio hasta los 2.000 dólares, aunque no hay que olvidar que las cifras exactas de la capacidad de carga de la Dragon no son públicas.

El primer lanzamiento «de serie» de una Dragon está previsto para el 24 de septiembre.

Por cierto que esta misma semana se apuntaba otro importante tanto en sus aspiraciones a convertirse en una empresa viable al anunciar la firma de un contrato con Intelsat para poner en órbita una serie de satélites usando el Falcon Heavy.