Por @Alvy — 4 de Septiembre de 2014

Nuclear-Train

Esta curiosa foto-anuncio vía parislemon afirma que «posiblemente las locomotoras lleven pronto su propio reactor nuclear» aunque también apunta algo más cercano a la realidad de hoy en día: «… o quizá utilicen electricidad generada en estaciones eléctricas nucleares» (cauta idea). Hablamos de la era atómica, nuclear, del infinito poder del átomo sobre todo lo demás: los maravillosos años 50.

Aparte de esa idea básica el anuncio incluye un poco de cháchara sobre lo importante que son los trenes en el país y por qué deben ser tratados con igualdad de oportunidades respecto a otros medios de transporte – algo que suena un poco ofuscado hoy en día teniendo en cuenta lo diferentes que son unos y otros respecto a temas de seguridad y eficiencia.

En fin, es un anuncio de la «Asociación de ferrocarriles», tampoco se puede esperar otra cosa. Pero, ¿de dónde proviene ese «algún día, tal vez…»?

Esto me llevó a indigar un poco y caer en esta anotación sobre los días de las locomotoras atómicas en América (IO9), donde se detalla algo más sobre una locomotora llamada X-12 diseñada y patentada por un profesor de física a mediados de los 50, en el que equipado con Uranio 235 un pequeño reactor generaría unos 7.000 caballos de potencia para mover las 5.000 toneladas de los vagones.

Por suerte o por desgracia (nunca se sabe) su fabricación duplicaba el coste de una locomotora disel convencional, de modo que se desestimó la idea. Quizá el anuncio planeaba «allanarle el camino».

En aquella época dorada también se probaban los trenes a reacción y había planes para coches con reactores nucleares. ¡Qué tiempos!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear