Por @Wicho — 19 de Febrero de 2006

La NASA anunció este viernes que el transbordador espacial Atlantis, que tiene previsto realizar cinco misiones de aquí a 2008 y que luego iba a ser sometido a una profunda operación de renovación, será en realidad retirado del servicio cuando acabe esas cinco misiones y utilizado como donante de partes para los transbordadores Discovery y Endeavour, los dos únicos que quedarían en servicio a partir de ese momento, pues para cuando estuviera terminada esa renovación ya sería el momento de la retirada del servicio de la flota de transbordadores, prevista para 2010.

Hasta ese momento a estos transbordadores les queda como trabajo fundamental terminar la construcción de la Estación Espacial Internacional y, con un poco de suerte, tener tiempo para realizar una última y muy necesaria misión de mantenimiento al telescopio espacial Hubble.

Lo que no está nada claro es qué va a pasar cuando sean retirados del servicio activo.

El mismo Mike Griffin, el jefe de la NASA, expresaba esta misma semana ante el comité de ciencia del congreso su preocupación acerca del tiempo que va a pasar entre la retirada de los transbordadores y la entrada de servicio de la nave que los sustituirá, que no está prevista hasta 2013 ó 2014 y que no sería nada raro que sufriera algún retraso.

En su opinión el programa de vuelos tripulados de los Estados Unidos ya está al límite y teme que con ese periodo de inactividad el país

…se arriesgue a sufrir una pérdida de liderazgo tanto real como percibida a nivel mundial si no somos capaces de lanzar nuestros propios astronautas durante un periodo de tiempo prolongado cuando otros países si poseen la capacidad de hacerlo.
El desarrollo del sustituto de los transbordadores está íntimamente ligado al plan del presidente Bush de volver a enviar astronautas a la Luna y eventualmente a Marte, pero lo cierto es que esta es una iniciativa que provoca serias dudas a todo el mundo, y a las recientes críticas de la comunidad científica acerca de los recortes que esta ha provocado en otros programas el senador Sherwood Boehlert, presidente del susodicho comité y republicano como el presidente Bush, añadía este comentario, referido en concreto al presupuesto de la agencia para el año que viene:
Este presupuesto es malo para la ciencia espacial, peor para las ciencias de la Tierra, y posiblemente peor para la aeronáutica.
Y lo cierto es que no parece que le falte ni un poco de razón a la vista de los pobres resultados prácticos obtenidos con las misiones tripuladas y los espectaculares resultados que las sondas como Spirit y Opportunity, Mars Express, Stardust o Cassini/Huygens están obteniendo.

(Vía spacetoday.net y MSNBC.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear