Por @Wicho — 17 de Enero de 2016

Falcon9 que lanzará al Jason3
El Falcon9 que lanzará al Jason3 – NASA

Todo está listo en la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea en California para el lanzamiento del satélite Jason–3 en un cohete Falcon 9 v1.1 de la empresa SpaceX a las 18:42:18 UTC del 17 de enero de 2016.

Este lanzamiento será la tercera vez que la empresa de Elon Musk vaya a intentar recuperar la primera etapa de uno de sus cohetes haciéndola aterrizar en una barcaza autónoma.

El primer intento, en enero de 2015, fracasó debido a que a la primera etapa del cohete se le terminó el fluido del sistema hidráulico que mueve sus aletas de maniobra, con lo que impactó demasiado fuerte sobre la barcaza, explotando.

El segundo, en abril, corregido ya el asunto de la cantidad de fluido hidráulico, casi lo consigue, pero el cohete aún tenía demasiada velocidad horizontal al aterrizar, con lo que cayó de lado, explotando.

SpaceX hizo historia –una vez más– en la exploración espacial en diciembre de 2015 cuando por fin consiguió hacer aterrizar la primera etapa de un Falcon 9 tras un lanzamiento, en este caso en tierra, en una plataforma en el Centro Espacial Kennedy.

La primera etapa del Falcon 9 tras el aterrizaje
La primera etapa del Falcon 9 tras el aterrizaje

Pero vuelven a intentarlo con una barcaza porque la maniobra es más sencilla, ya que esta se puede colocar bajo la trayectoria de lanzamiento sin necesidad de que la primera etapa frene y vuelva atrás como hizo en el aterrizaje de diciembre, y tiene un menor coste en cuanto a combustible; el ahorro de combustible sirve para poder lanzar una carga más pesada, lanzar la misma carga a una órbita más alta, o una combinación de ambas.

Además, desde el punto de vista de la seguridad, aterrizar en una plataforma flotante evita estar cerca de zonas pobladas o sobrevolarlas durante la maniobra de aproximación.

La Just Read the Instructions en posición
La Just Read the Instructions en posición – SpaceX

Así que la Just Read the Instructions está ya esperando la llegada de la primera etapa del último Falcon 9 v1.1 a unos 500 kilómetros al oeste de San Diego. Si todo va bien el aterrizaje se producirá unos 10 minutos después del lanzamiento.

El interés en recuperar la primera etapa del cohete está en abaratar los costes de los lanzamientos; se habla incluso de una reducción de precios de un orden de magnitud.

Por cierto que los seguidores de Iain M. Banks estarán de enhorabuena con la elección de nombres para los espaciopuertos dron flotantes de SpaceX: Just Read the Instructions y Of Course I Still Love You son dos de las mentes –en este caso dos inteligencias artificiales que gobiernan sendas naves espaciales– que salen en El jugador, una de las novelas de La Cultura, un homenaje de Musk a Banks.

Compartir en Facebook  Tuitear