Por @Wicho — 26 de Septiembre de 2016

FAST completado
FAST ya terminado

Rejillas del FAST
Uno de los paneles del FAST durante su instalación

Con unos días de adelanto sobre el calendario previsto, ya que su entrada en funcionamiento estaba planeada para el 30 de septiembre de 2016, China acaba de poner en marcha el descomunal Five hundred meter Aperture Spherical Telescope (Telescopio Esférico con Apertura de 500 metros).

Construido en un valle, al estilo del de Arecibo, es el radiotelescopio de una sola antena más grande del mundo; es, de hecho, tres veces más grande que el de Arecibo. Sólo le gana el RATAN-600 ruso en diámetro, pero éste en lugar de una gran antena tiene 895 reflectores de radio dispuestos en un círculo que apuntan a un receptor situado en el centro. En términos del sistema métrico campofutbolero su superficie es equivalente a la de 30 campos de fútbol.

Gente en el FAST
Gente en el FAST durante su construcción

Han tardado unos cinco años en construirlo, aunque la propuesta para su construcción es de 1998. Aparte de la obra de ingeniería en sí ha sido necesario que emigraran de la zona unas 10000 personas para que ninguno de los electrodomésticos o aparatos electrónicos que usaran pudiera interferir con en sensibilísimo FAST.

Su superficie está formada por 4450 paneles triangulares de 11 metros de lado que pueden ser movidos por unos actuadores situados debajo de ellos, lo que permite cambiar la forma de la antena para que esta «apunte» en la dirección deseada, con lo que FAST no sólo puede ver justo hacia arriba.

Se habla mucho de su capacidad para detectar hipotéticas señales alienígenas, pero mucho más importante que esto es su sensibilidad para la radioastronomía, el estudio del universo en la región del espectro electromagnético que incluye las ondas de radio.

Hay numerosos procesos de enorme interés para los astrónomos que provocan emisiones en esa banda, como por ejemplo la radiación de fondo de microondas, el eco del Big Bang.

Esto permitirá a los científicos que lo usen profundizar en el conocimiento del universo en el que vivimos.

Relacionado,

  • Arrugas en el tiempo, un libro que habla de la importancia de haber comprobado la existencia de la radiación de fondo.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear