Por @Alvy — 28 de Junio de 2017

Un tokamak es un dispositivo de confinamiento magnético diseñado para contener el plasma durante una reacción de fusión termonuclear. Su nombre procede del ruso тороидальная камера с магнитными катушками («cámara toroidal con bobinas magnéticas») que básicamente describe su geometría: la de un toro circular – en términos llanos, un donut.

El tokamak Compass (de COMPact ASSembly, «ensamblaje compacto) se diseñó en los años 80 y está en funcionamiento el Instituto de Física de Plasma de la República Checa desde 2006; hay varias decenas similares en laboratorios de todo el mundo.

El año pasado se pudo grabar por primera vez este vídeo en color utilizando una nueva cámara Photron Mini UX100 con un sensor especial instalado en una de las paredes del área de confinamiento. Las imágenes se graban a una velocidad de entre 1.000 y 20.000 fotogramas por segundo.

El bello espectáculo de luz y color son las descargas del plasma del dispositivo, que se va alimentando con deuterio en forma gaseosa (a veces también tritio) junto con algunas partículas de polvo que vuelan por ahí y diversas «interacciones» del plasma con las paredes en el vacío del interior del Tokamak.

Cuando se arranca el reactor el plasma debería alcanzar los 100.000.000°C; la idea es que al producirse la fusión nuclear debería generarse suficiente energía como para mantenerla. Esto todavía no se ha conseguido de forma «estable», pero se sigue trabajando en ello.

No tiene mucho que ver pero recuerda al de la radiación de Cherenkov o a las luces de las auroras boreales. Y es tremendamente llamativo y bonito.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear