Por @Wicho — 20 de Noviembre de 2015

Leeeeejos y ceeeerca…

A simple vista no vemos los planetas del sistema solar más que como puntos de luz, y eso los que podemos ver sin ayuda de telescopio.

Estos puntos son a veces más brillantes y a veces menos, dependiendo de la distancia que los separe de la Tierra. Hace poco, por ejemplo, se podían ver Venus, Marte y Júpiter muy cerca uno del otro en el cielo del amanecer, pero Marte, que acababa de estar en oposición, al otro lado del Sol respecto a la Tierra, y por tanto a la máxima distancia que alcanza de nuestro planeta, era con diferencia el más difícil de ver de los tres.

Esta ilustración, creada por Terry Lovejoy, un informático más conocido por sus habilidades como descubridor de cometas, da una idea de la diferencia de tamaño aparente de los planetas entre el punto en el que están más lejos y en el que están más cerca de nosotros.

En la fila superior, de izquierda a derecha, Mercurio, Venus y Marte; los dos azulados que hay debajo de Venus son Urano y Neptuno; los de la fila de abajo son Júpiter y Saturno.

No están a escala entre ellos –Saturno y Júpiter son, con diferencia, los más grandes– sino representados con su tamaño aparente desde nuestro punto de vista.

(Vía Paco Bellido).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear