Por @Wicho — 6 de Abril de 2016

Esta es la ocultación de Venus por parte de la Luna grabada en la mañana del 6 de abril de 2016 por el astrofísico y divulgador Alfred Rosenberg y el astrofotógrafo Daniel López con un telescopio de 20 centímetros de apertura y 1800 milímetros de distancia focal. Son 5 minutos resumidos en 15 segundos.

En astronomía se habla de ocultación cuando un cuerpo aparentemente más grande tapa la visión de otro que tiene detrás, como en este caso: la Luna, a 356 000 kilómetros de la Tierra, parece muchísimo más grande que Venus, a 244 millones de kilómetros.

El fenómeno del 6 de abril de 2016 fue visible desde parte de Europa, África y Asia, pero como la Luna tampoco es tan grande en zonas muy al norte como Islandia o muy al sur como el Congo no se pudo ver porque Venus pasaba por encima o por debajo de la Luna.

No es raro ver como la Luna oculta un planeta, ya que todos orbitan el Sol en el mismo plano, conocido como el plano de la eclíptica, con lo que esto sucede varias veces al año; también pasa con estrellas que estén hasta a 6,5 grados de la eclíptica.

Las ocultaciones de estrellas por parte de la Luna, medidas con la suficiente precisión, han ayudado a refinar nuestro conocimiento sobre la topografía lunar, aunque ahora tenemos mapas muy precisos como los generados por la Luna Reconnaissance Orbiter; a comprobar que algunas estrellas son en realidad pares de estrellas cuando una queda oculta por el borde de la Luna mientras la otra no; o también a medir el tamaño de algunas estrellas.

Por cierto que si nos ponemos estrictos a un eclipse de Sol deberíamos llamarlo en realidad ocultación, ya que la Luna parece taparlo desde algunos sitios de la Tierra; en cambio cuando la Tierra tapa el Sol visto desde la Luna sí que es un eclipse de Luna, ya que toda la Luna queda a la sombra.

Los planetas también pueden ocultar estrellas, aunque nunca al Sol porque siempre parecen demasiado pequeños desde la Tierra como para eso. En 1959 Venus ocultó Regulus, el 3 de julio de 1989 Saturno ocultó 28 Sagittarii, y Plutón (aunque ahora ya no lo consideremos un planeta) ocultó estrellas en 1988, 2002 y 2006, lo que permitió estudiar su atmósfera. Los anillos de Urano, de hecho, fueron descubiertos cuando este ocultó la estrella SAO 158687 el 10 de marzo de 1977.

Y, finalmente, los planetas pueden ocultar otros planetas, aunque este es el más raro de los tipos de ocultación: la última fue el 3 de enero de 1818 cuando Venus ocultó a Jupiter; la próxima será el 22 de noviembre de 2065, y de nuevo será Venus el que oculte a Júpiter.

(El vídeo vía el Instituto de Astrofísica de Canarias).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear