Por @Wicho — 12 de Febrero de 2014

Yutu en la Luna

Los detalles son más bien parcos, pero tras sufrir algún tipo de fallo mecánico el pasado 25 de enero y no poder restablecer la comunicación con él el lunes 11 de febrero, pasada la última noche lunar, China ha dado por terminada la misión del rover Yutu, tal y como se puede leer en Loss of lunar rover.

El objetivo del rover, de 1,5 metros de altura y 120 kilos de peso, era explorar unos tres kilómetros cuadrados de la Luna durante tres meses, para lo que contaba con una cámara, un espectrómetro de rayos X, otro de infrarrojos, y un radar para estudiar la estructura del suelo de la Luna hasta una profundidad de 30 metros y la corteza hasta unos cuantos cientos de metros. También tenía la capacidad de taladrar el suelo y hacer algunos análisis básicos de este.

Pero lo cierto es que, al menos por lo que sabemos por ahora, hizo poco más que enviar fotos de Chang'e 3, el aterrizador que lo llevó a la Luna, y apartarse unos cuantos metros de él.

Aunque en cualquier caso para China el éxito de la misión lo marcaba que ambas naves pudieran aterrizar con suavidad en la Luna, algo que no hay que olvidar que ninguna nación había vuelto a conseguir desde que la sonda Luna 24 soviética se posara allí el 19 de agosto de 1976.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear