Por @Wicho — 8 de Junio de 2006

Según se puede leer en Shuttle fuel tank fit for flight la NASA acaba de anunciar que los cambios realizados en el tanque principal de combustible del transbordador espacial Discovery para intentar minimizar los desprendimientos de espuma aislante le permiten soportar sin problemas las condiciones de un lanzamiento, con lo que la agencia da un paso más para el lanzamiento de la misión STS-121, que es la segunda de las previstas tras la pérdida del Columbia en febrero de 2003 para repasar procedimientos de seguridad y devolver la flota de transbordadores restantes al servicio activo.

Estas modificaciones han consistido principalmente en eliminar una especie de rampa de espuma aislante que protegía una serie de tubos de combustible y líneas eléctricas y de la que se desprendió un buen trozo durante el lanzamiento de la misión STS-114, la inmediatamente anterior a esta, aunque no llegó a golpear al transbordador.

Conviene recordar que fue precisamente un trozo de espuma aislante el que golpeó el borde de ataque de una de las alas del Columbia en el despegue de su última misión, provocando un agujero en este que a la hora de la reentrada en la atmósfera permitió que gases calientes penetraran en el interior del ala destrozándola y produciendo la desintegración de la nave y la muerte de sus tripulantes.

Queda ahora por fijar una fecha oficial para el lanzamiento, lo que la NASA hará la semana que viene tras una prueba de cuenta atrás que comenzará el martes, pero por ahora todo parece indicar que esa fecha podría ser el mismo 1 de julio, día en el que comienza la próxima ventana de lanzamiento.

Actualización 9 de junio de 2006: La tripulación del Discovery dice que ya ha llegado el momento de hacer el vuelo de prueba que verifique el funcionamiento de todos los cambios hechos en el transbordador desde el final de la misión STS-114, en especial la eliminación de la citada rampa de espuma, y que aceptan sin problemas el pequeño riesgo de que un nuevo desprendimiento de espuma provoque otro fallo catastrófico. Los detalles están en Shuttle crew says it’s time for flight test.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear