Por @Alvy — 23 de Febrero de 2016

Este simpático vídeo de Minute Physics pone los puntos sobre las íes respecto al movimiento de rotación de la Tierra y los aviones que vuelan de un lugar hacia otro. Especialmente respecto a esa gran cuestión que todo el mundo se ha hecho alguna vez: Si la tierra siempre está dando vueltas a gran velocidad… ¿por qué no es más rápido volar en avión hacia el oeste que hacia el este, simplemente elevándolos y «dejando pasar el suelo por debajo»?

La Tierra gira una vez al día, lo que significa que el Ecuador se mueve a gran velocidad –unos 1600 kilómetros por hora– respecto al centro del planeta; incluso a 45 grados de latitud la velocidad es de unos 1000 km/h. Sin embargo, los seres humanos no somos muy buenos aproximando a nuestra experiencia cotidiana fenómenos de esta magnitud: tendemos a olvidar el enorme tamaño del planeta y la atmósfera, fenómenos como la inercia y a no tener en cuenta otras influencias que acaban siendo importantes en la idea general que se está tratando.

Volar de oeste a este o de este a oeste

Tal y como explica el vídeo, no es tan fácil eso de «dejar volar el avión y que el suelo pase por debajo»: cuando los aviones están en los aeropuertos también se están moviendo a unos 1600 km/h respecto al centro del planeta, y a esa velocidad seguirán por inercia – junto con la atmósfera. Por eso cuando se mueven solo se habla de velocidad relativa al suelo.

Finalmente hay otros factores que no hay que obviar: la corriente en chorro (jetstream), por ejemplo, que tiene su origen en el efecto Coriolis mueve grandes corrientes de aire –aviones incluidos– de oeste a este. Los pilotos lo saben bien y gracias a ello es por lo que buscan meterse en ella para ahorrar tiempo y combustible. Es por eso que suele ser más rápido cruzar el Atlántico de oeste a este que de este a oeste.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear