Por @Wicho — 16 de Abril de 2007

Hoy en el telediario daban una noticia acerca de un compuesto basado en ciertas algas unicelulares y desarrollado entre investigadores de la Universidad de Alicante y una empresa española que podría convertirse en una alternativa viable al petróleo y estar en las gasolineras en cuestión de un año…

Lo que a pesar de que gustaría que fuera cierto me recordó la conveniencia de tener siempre muy en cuenta los consejos para lectores de periodismo científico de Five simple tips for readers of science journalism, consejos que creo que también valen para cosas que ves en la prensa normal, la tele o escuchas en la radio:

  1. Asegúrate de que los resultados y conclusiones que se presentan han sido publicados en una revista científica seria con revisión por otros expertos. Cuidado con esto. En los últimos años es habitual que los departamentos de relaciones públicas envíen comunicados de prensa antes de que la publicación aparezca en las revistas.
  2. Recuerda que correlación no significa necesariamente relación causa-efecto. Obvio, pero todavía hay muchísimos ejemplos en periodismo científico que demuestran que incluso los escritores profesionales no están lo suficientemente al tanto de esta cuestión.
  3. Sospecha del lenguaje normativo o «evaluativo» cuando su uso no sea defendible. La ciencia, por definición, no puede hablar de cómo deberían ser las cosas. Cuando veas expresiones del tipo «demasiado» o «apenas» básicamente estás enfrentándote a los prejuicios del autor.
  4. ¿Resultados realmente sensacionales o presentados de forma sensacionalista? Revisa las fuentes y los patrocinios. Hay mucha investigación patrocinada de alta calidad, pero nunca está de más saber quién está detrás de algo.
  5. Las conclusiones que se presentan, ¿pueden deducirse con seguridad a partir de los resultados aportados? ¿Son posibles otras conclusiones más sencillas a partir del mismo conjunto de datos? Las conclusiones derivadas de un conjunto de datos específico a menudo tienen que ver con las suposiciones que se han hecho en el estudio. Muy a menudo los comunicadores científicos no cuentan esta parte de la historia.

(Vía Ciencia y Lejos, cuya traducción copié y modifiqué ligeramente; ellos además comentan la entrada original punto a punto.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear