Por @Wicho — 21 de Junio de 2014

Verano

Hoy a las 10:51 UTC se produce el solsticio de junio de 2014, el momento del año en el que el Sol alcanza su mayor altura aparente en el cielo con respecto al ecuador para los que vivimos en el hemisferio norte.

Este es el momento del año en el que, por convenio, empieza el verano en el hemisferio norte, y el invierno en el sur.

En 2014 será además un verano bastante bastante largo, con una duración total de 93 días y 15 horas hasta que el 23 de septiembre llegue el otoño con el equinoccio, que se producirá a las 2:29 UTC.

Estas fechas varían debido la combinación de los años bisiestos y los movimientos de precesión y nutación de nuestro planeta; en 2008, por ejemplo, el solsticio de verano (aunque lo propio es decir de junio) ocurrió el 20 de junio, aunque sólo fuera por un minuto.

Así que:

  • Hoy, 21 de junio de 2014, es el día más largo del año en el hemisferio norte, aunque la duración de este depende de la latitud del observador. En el ecuador apenas hay diferencia, mientras que por encima del círculo polar ártico en esta época del año –en realidad ya desde abril– el Sol no se pone y se puede ver el fenómeno del sol de medianoche.
  • Consecuentemente, la noche de san Juan no es la más corta del año; aunque hace unos miles de años sí fuera así esto ha cambiado debido a la precesión de los equinoccios.
  • El que este sea el día más largo del año no quiere decir que sea cuando más temprano amanece ni cuando más tarde se pone el Sol, ya que al ser la órbita de la Tierra elíptica esto hace que el horario solar cambie un poco cada día y vaya desfasado con respecto al horario oficial. El día en el que el Sol salió más pronto en 2014 fue el 14 de junio; el día en el que más tarde se ponga será el 27 de junio.
  • A pesar de que como decía antes en el hemisferio norte el solsticio de junio marca el comienza el verano, esta es la época del año en la que la Tierra está más lejos del Sol, unos 5 millones de kilómetros más lejos que cuando comienza el invierno, lo que en cualquier caso en distancias espaciales tampoco es que sea mucho. En 2014 el afelio, la distancia máxima de la Tierra al Sol, se producirá el 4 de julio, cuando los separarán 152.093.626 km.
  • En realidad en el hemisferio norte hace más calor en esta época del año porque debido a la inclinación del eje de la Tierra es cuando los rayos del Sol caen más verticales sobre nosotros; en invierno, aunque estamos más cerca del Sol, los rayos caen más de lado, con lo que calientan menos.
  • Las temperaturas máximas van también con retraso respecto a la llegada oficial del verano porque hay mucha atmósfera y, sobre todo, mucha agua que calentar, que actúan como una especie de amortiguadores térmicos.

En cualquier caso, a disfrutar del verano (o del invierno) hasta el 23 de septiembre, aunque para algunos corra un poco de prisa en que pase.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear