Por @Wicho — 19 de Enero de 2006

Imagino que no servirá de nada, porque los defensores del Diseño Inteligente son, y nunca mejor dicho que en este caso, más papistas que el Papa, pero este martes L'Osservatore Romano, el diario oficial de la Santa Sede [por Dios, que contraten a alguien que les rediseñe las webs], publicaba un artículo de Fiorenzo Facchini, un profesor de biología evolucionista en la Universidad de Bolonia en el que explica las bases científicas de la teoría de la evolución y dice que esta «representa la clave para interpretar la historia de la vida en la Tierra.»

El artículo critica a continuación al Diseño Inteligente y sus defensores, quienes hacen una interpretación literal de la biblia camuflada entre lenguaje científico, pues para el autor sus argumentos no tienen nada que ver con la ciencia sino con su ideología y dice que no hay nada que justifique que se enseñe Diseño Inteligente junto con la teoría de la evolución y que eso «sólo crea confusión entre los planos científico, filosófico y religioso.»

Pero, barriendo al final para casa, también critica a aquellos que piensan que Darwin lo explica todo y dice que «en una visión que va más allá del horizonte empírico, podemos decir que no somos hombres por casualidad ni por necesidad, y que la experiencia humana tiene un sentido de dirección señalado por un diseño superior,» lo que no deja de ser la versión light del creacionismo que defiende el Vaticano.

(Vía CBS News; gracias Carlos.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear