Por @Wicho — 6 de Abril de 2012

Aparte de llevar suministros a la Estación Espacial Internacional una de las funciones de los cargueros espaciales de la Agencia Espacial Europea es subir a órbita de la Estación Espacial Internacional, que puede decaer una media de unos cien metros por día.

Anoche se llevó a cabo una de estas maniobras, en la que dos de los propulsores del Edoardo Amaldi fueron disparados durante quince minutos para conseguir un aumento de velocidad de 2,2 metros por segundo: ATV reboost for Station complete; Details on tonight’s ISS reboost.

Lo que se hace en estas maniobras no es empujar hacia arriba sino hacia adelante, ya que el aumento de velocidad de la Estación hace que la altura de la órbita de esta aumente automáticamente.

Por decirlo así, al ir más rápido es capaz de escaparse un poco más de la Tierra y subir un poco más (y que me perdonen los físicos que lean esto).

El control de la actitud del conjunto ATV + ISS y de los motores del ATV fue llevado a cabo por los ordenadores de la Estación, aunque por supuesto todo el proceso estuvo supervisado desde el control de la misión en tierra.

Los tripulantes de la ISS describieron la sensación como la de estar a bordo de un avión de pasajeros.

Esta maniobra es, por cierto, una demostración perfecta de que Newton tenía razón pues los astronautas que están dentro de la ISS flotando en caída libre no aceleran con ella, confirmando la ley de la inercia, que dice que «Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él»:

(El primer vídeo vía zemiorka).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear