Por @Alvy — 3 de Octubre de 2015

Kepler y las órbitas planetarias elípticas

Es bien sabido que por aquí no somos muy de GIFs y que se pueden contar con los dedos de una mano las veces en que los hemos usado, pero esta imagen del nombre de Kepler y la elipse de las órbitas que des los planetas lo pedía a gritos.

Las órbitas elípticas las describió Johannes Kepler en sus Leyes del movimiento de los planetas. Su definición original era:

Primera Ley: Todos los planetas se mueven alrededor del Sol siguiendo órbitas elípticas. El Sol está en uno de los focos de la elipse. (a y b con semejantes a la elipse).

Esta Ley la encontró probando diversas formas para las órbitas, intentando encontrar un patrón matemático que encajara con las observaciones, principalmente las del astrónomo Tycho Brahe.

La definición moderna y fácil de entender dice esta primera ley dice que «todos los planetas se mueven en órbitas elípticas, en las que el Sol está situado en uno de los focos.» Y una elipse es una curva cerrada y plana en la que todos sus puntos están una suma constante de la distancia a dos puntos fijos llamados «focos». Esta ley se aplica no solo a los «planetas» sino a cualquier otro objeto (asteroide, satélite, nave espacial…) que orbite alrededor de un gran cuerpo.

La diferencia entre estar en el punto más cercano al Sol y el más lejano en el caso de la Tierra es de unos 5 millones de kilómetros (el perihelio o punto más cercano está a 147 millones, el afelio o más lejano a 152). La diferencia es de apreciar a simple vista pues el cambio de tamaño apenas es aparente. Curiosamente las estaciones se comportan de una forma «rara», según como lo mires pues la Tierra no está más caliente cuando está más cerca y más fría cuando está más lejos, sino que el clima depende más bien del ángulo del eje terrestre respecto al plano de la eclíptica en la que orbita.

(Vía I can programming.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear