Por @Wicho — 5 de Septiembre de 2015

CST-100 Starliner
impresión artística de una CST-100 Starliner en órbita

Se acabó referirse a la cápsula tripulada que está desarrollando Boeing sólo como CST-100, de Crew Space Transportation 100, Transporte Espacial de Tripulaciones 100: a partir de ahora se llama Starliner, tal y como se puede leer en Boeing Revamps Production Facility for Starliner Flights.

Está previsto que las Starliner comiencen a volar en 2017 para llevar astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional, aunque llegado el caso nada impide a Boeing llevar a cabo sus propias misiones con otros objetivos.

Las Starliner serán lanzadas desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral por cohetes Atlas-V con hasta siete personas a bordo y serán preparadas en la Commercial Crew and Cargo Processing Facility, o C3PF, que es uno de los antiguos Orbiter Processing Facility, los hangares en los que se procesaban los transbordadores espaciales de la NASA; de ahí la hendidura vertical en la fachada que hay a la izquierda del 3, por donde pasaba la deriva de los transbordadores, pero convenientemente modernizado.

C3PF
C3PF

La Starliner, junto con la Crew Dragon, son las dos cápsulas tripuladas desarrolladas por empresas privadas que la NASA espera utilizar junto con su propia Orión para dejar de depender de las Soyuz rusas para poner astronautas en órbita.

De hecho ya hay astronautas de la NASA entrenándose en la Starliner y la Crew Dragon.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear