Logo Lainformacion.com
< ¿Coches ecológicos o publicidad de coches ecológicos?
Mandos inalámbricos de Seculine para (casi) todas las marcas >

El transbordador espacial entre bambalinas

Estos días nos han llegado varias copias de un PowerPoint en el que se pueden ver varias fotografías del proceso de preparación de un transbordador espacial para su lanzamiento, fotos que también se pueden ver en Space Shuttle Processing: Rarely seen by the general public.

En ellas se puede ver como:

  • Llega el tanque externo desde el Centro de Ensamblado Michoud a bordo de la barcaza Pegasus y se introduce en el Vehicle Assembly Building, que no Vertical Assembly Building.
  • Se acopla el tanque principal a los propulsores de combustible sólido, que a diferencia de lo que dice en las fotografías llegan completamente ensamblados y cargados a la NASA. Estos propulsores, que funcionan durante los dos primeros minutos del vuelo y luego caen en paracaídas para ser recuperados en el mar y reutilizados, son responsables del 83% de la potencia de la que dispone un transbordador espacial al despegar.
  • Se instalan los motores principales, que no son parte integral de este, al transbordador, en el Orbiter Processing Facility, secuencia en la que aparece la que probablemente esta sea mi foto favorita de toda la serie:

    Instalación de un motor en un transbordador espacial
    Instalación de un motor en un transbordador espacial

    No puedo evitar que me recuerde cierta escena de Teléfono rojo, volamos hacia Moscú ;-)
  • Se prepara la carga que colocará en órbita el transbordador, en este caso en la Vertical Processing Facility, y cómo es transportada en su propio contenedor a la plataforma de lanzamiento antes de que llegue este. En esta parte hay otro par de errores importantes. Por un lado, lo que se describe como un nuevo módulo para la Estación Espacial Internacional es en realidad el módulo logístico Leonardo, que es como la versión espacial de los contenedores que se usan para transportar carga en barcos, trenes y camiones. Por otro, la foto rotulada como Payload ready to be moved to the launch pod, en realidad muestra la bodega de carga del transbordador ya lista para el despegue: El cilindro gris que se puede ver en la parte inferior es el módulo Leonardo; el cilindro blanco con un collar negro en su parte superior es la esclusa mediante la que el transbordador atraca en la ISS.
  • Se lleva el transbordador a la plataforma de despegue sobre el transportador.
  • Y, finalmente, las más habituales fotografías del transbordador listo para el despegue en la plataforma, y un par de ellas del despegue en sí.

En los comentarios del hilo en el que aparecen las fotos hay también una fotografía de la recuperación de los propulsores de combustible sólido y un enlace al NSTS 1988 News Reference Manual, un manual de referencia que se entregó a la prensa en 1988 con montones y montones de datos sobre los transbordadores espaciales y cómo se preparan entre misión y misión, que aunque esté un poco anticuado aún contiene mucho material válido. Basta con echarle un vistazo superficial para darse cuenta de lo complejo que es todo el proceso.

También hay un enlace a Soviet Buran Space Shuttle, una completa página sobre el Buran, que fue el equivalente soviético al transbordador espacial de la NASA, aunque la página sobre el transbordador Buran en la Wikipedia en español tampoco está nada mal.

De diseño casi idéntico a los transbordadores de la NASA por cuestiones aerodinámicas, muchos expertos consideran al Buran una nave más avanzada ya que por un lado su capacidad de carga era superior en 5 toneladas a la de las naves de la NASA, y por otro a que su piloto automático era capaz de controlar todo el vuelo, desde el despegue al aterrizaje, pasando por la fase orbital, como de hecho sucedió el 15 de noviembre de 1988 en el único lanzamiento orbital de una de estas naves, misión volada totalmente en automático ya que los sistemas de soporte vital aún no estaba terminados.

El colapso de la Unión Soviética supuso el fin del programa cuando ya había cinco de estas naves en construcción, por lo que ninguna de ellas llegó a ser completada, aunque la designada OK-1K2 está desde hace unos días en Alemania, donde pronto podrá ser visitada en el Technik Museum Speyer tras pasar varios años abandonada en el desierto en Bahrein: Russian Spaceshuttle comes to Speyer! En Flickr hay fotos de su paso por Colonia camino del museo.

(Gracias a todos los que nos enviasteis el PowerPoint y el enlace a la galería de fotos.)