Por @Wicho — 18 de Junio de 2012

Esta mañana a las 6:07 UTC la cápsula Shenzhou 9, lanzada el pasado sábado, atracó en el módulo Tiangong 1, tal y como se puede leer en China's first manned space docking successful.

La maniobra fue realizada en modo automático, aunque Liu Wang estaba listo para tomar el control manual de haber sido necesario.

Esta comenzó con las naves separadas por 52 kilómetros y como es habitual en los encuentros espaciales se realizó por etapas, por lo se fueron haciendo paradas de comprobación a los 5 kilómetros y a los 140 y 30 metros.

Tras el primer contacto doce pernos se encargaron de asegurar definitivamente la unión entre ambas naves, tarminando la maniobra menos de ocho minutos después del primer contacto.

Unas dos horas después, tras haber comprobado la estanqueidad de la unión y haber igualado las presiones atmosféricas de ambas naves los tripulantes de la Shenzhou 9 abrieron las escotillas que las unen y Jing Haipeng y Liu Wang pasaron al interior del Tiangong 1 mientras Liu Yang se quedaba atrás en la Shenzhou 9 por si se presentaba algún problema.

Se les unió unos veinte minutos después para hacerse la «foto oficial» aunque dado el escaso espacio disponible en el interior del Tiangong 1 durante la mayor parte del tiempo sólo estarán en su interior dos de los tripulantes, que dormirán allí.

El 24 de junio las dos naves se separarán de nuevo hasta quedar a una distancia de 140 metros, momento en el que Liu Wang tomará el control para proceder a un atraque manual para comprobar el funcionamiento de los sistemas en ese modo.

Tras el segundo atraque las dos naves permenacerán unidas aún unos días más antes de que la Shenzhou 9 y sus tripulantes desatraquen definitivamente para poner rumbo a tierra.

Por cierto que aunque las Shenzhou guardan un gran parecido con las Soyuz no son iguales, tal y como explica con todo lujo de detalles Daniel Marín en Diferencias entre las naves espaciales tripuladas rusas y chinas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear