Por @Alvy — 22 de Septiembre de 2008

Me encantó cuando la leí en el libro de Taleb en Los Cisnes Negros, así que no me resisto a publicarla ahora que la he reencontrado por casualidad en un blog:

La paradoja del pavo – Un pavo es alimentado durante mil días. Cada uno de esos días le confirmaba a su departamento de estadística que la raza humana se preocupaba por su bienestar, «con significancia estadística cada vez mayor». El día 1.001, el pavo recibe una sorpresa.

Más en The Fourth Quadrant: A Map on the Limits of Statistics.

Actualización: Tal y como nos dijo Fer, el pavo en cuestión es más conocido ser el pavo inductivista descrito por el filósofo y lógico Bertrand Russell.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear