Por @Wicho — 30 de Junio de 2014

Impresión artística de Athena
Impresión artística de Athena - Javier Garcia Nombela-art-eres.net/Volker Springel(MPA)/IRAP

A finales de 2013 la ESA ya había anunciado que la misión L2 dentro de su programa de investigación Visión Cósmica sería una que estudiara el universo invisible, en concreto en el espectro de los rayos X.

El objetivo de esta misión es abordar dos cuestiones, cómo y por qué la materia ordinaria se agrupa para formar las galaxias y los cúmulos de galaxias que forman el universo que vemos hoy, y por otra parte cómo crecen, e influyen en su entorno, los agujeros negros.

Ahora acaba de anunciar que el proyecto en concreto escogido para implementar esta misión es Athena, de Advanced Telescope for High ENergyAstrophysics, Telescopio Avanzado para Astrofísica de Altas Energías, tal y como se puede leer en Athena estudiará el Universo más caliente y energético.

Si todo va según lo previsto Athena será lanzado en 2028 rumbo al punto de Lagrange L2, desde el que sus dos instrumentos intentarán dar respuesta a las preguntas de los científicos.

Claro que antes de eso será necesario terminar de definir los sistemas de a bordo, los instrumentos de Athena, su sistema óptico, el sistema de refrigeración necesario para mantener Athena a temperaturas muy próximas al cero absoluto, ya que de otro modo no podría medir las débiles señales que necesitará captar, etc.

La ESA prevé una inversión total de 1.000 millones de euros en el telescopio, con otros 300 para la construcción de los instrumentos propiamente dichos; cabe también la posibilidad de que la NASA y la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial entren en el proyecto.

Dentro de las misiones L de la Agencia Espacial Europea la que más avanzada va es, lógicamente, la L1, conocida como JUICE, de Jupiter Icy Moons Explorer, Exploradora de las Lunas Heladas de Júpiter, su lanzamiento está previsto para 2022, con la llegada a Júpiter en 2030 y la entrada en órbita alrededor de Ganímedes en 2033.

L3, por su parte, con fecha prevista de lanzamiento en 2034, tendrá como objetivo estudiar la gravedad, pero aún falta tiempo para que, tan siquiera, se escoja al proyecto en concreto que la llevará a cabo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear