Por @Alvy — 16 de Abril de 2017

James Maynard nos pone al día con el estado de la conjetura de los números primos gemelos, que viene a decir en versión resumida algo tan fácil de entender pero tan difícil de demostrar como que

Hay un número infinito de números primos (p, q) tales que p - q = 2

La conjetura de los primos gemelos data de hace siglos; en el vídeo Maynard explica cómo se ha conseguido avanzar en los últimos años, pasito a pasito, hasta demostrar que hay infinitas parejas de números primos tales que su diferencia es «un número dado» (sólo si ese número es 2 se les llama primos gemelos). Él mismo ha participado muy activamente en los últimos avances.

En 2013 se acotó el resultado en menos de 70 millones, una barbaridad pero también un «algo es algo». Mediante un trabajo colaborativo propuesto por el mismísimo Terence Tao se llegó al límite actual, 246.

En otras palabras: está demostrado que existen infinitas parejas de números primos separadas por 246 unidades. Pero no ha habido forma de rebajar ese límite, aunque dando por válidas otras conjeturas se puede reducir el límite a 12 e incluso 6. Pero no 4 y mucho menos 2, que sería el caso de los primos gemelos: tan abundantes pero tan esquivos.

A destacar del vídeo la parte final en la que Maynard explica cómo es el trabajo de un matemático que estudia la teoría de números: dice que en su momento le dedicó bastante tiempo pero que reconociendo sus propias limitaciones ahora le dedica tan solo algunos ratos los viernes por la tarde. En lo que está interesado es en otros problemas «colaterales» de esta conjetura – dado que resolver cualquiera de ellos supondría también un gran avance.

Como no podía ser de otra forma también le dedica algún rato de vez en cuando a pensar sobre la hipótesis de Riemann, tal vez el problema más colosal que todavía está sin resolver y que otorgaría fama y reconocimiento eterno a quien lo logre.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear