Por @Wicho — 6 de Marzo de 2017

Impresión artística de Akatsuki en órbit alrededor de Venus
Impresión artística de Akatsuki en órbit alrededor de Venus

Según cuenta la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial en Two cameras on Akatsuki pause observations las cámaras de infrarrojos de 1 y 2 micrómetros de la sonda Akatsuki, que está en órbita alrededor de Venus, han tenido que ser desactivadas debido al mal funcionamiento del sistema que las controla.

Venus en 2 µm
La atmósfera de Venus vistsa en 2 µm – JAXA

Esto deja muy reducida la capacidad de la sonda de observar Venus en el infrarrojo –sólo le queda en servicio la cámara de onda larga infrarroja– aunque las cámaras ultravioleta y de luz visible siguen –por el momento– funcionando correctamente.

Los técnicos de la JAXA suponen que el fallo del controlador es debido a que la sonda ha estado expuesta a mayores niveles de radiación de lo previsto, tanto en intensidad como en tiempo.

Cabe recordar que Akatsuki tenía que haber entrado en órbita alrededor de Venus el 7 de diciembre de 2010 pero que al final lo hizo cinco años después debido al fallo de su motor principal al realizar la maniobra de inserción orbital en 2010. Esto hizo que sus instrumentos hubieran superado con creces su duración prevista de cuatro años y medio para cuando la sonda por fin pudo comenzar su misión en abril de 2016.

Venus visto por la cámara LIR
Venus visto por la cámara de infrarrojos de onda larga (LIR) de Akatsuki. La formación de nubes que recorre el planeta de arriba a abajo nunca se había visto antes

La JAXA seguirá intentando reactivar las dos cámaras periódicamente, por si el fallo del controlador no es permanente, aunque mientras Akatsuki seguirá recogiendo datos con las cámaras que le quedan.

Akatsuki, también conocida como Venus Climate Orbiter, tiene como misión el estudio de la estratificación de la atmósfera de Venus así como la dinámica de esta y la física de sus nubes, aunque sin las dos cámaras infrarrojas en cuestión su capacidad para observar las capas interiores de la atmósfera del planeta se ve bastante reducida.

Pero en cualquier caso no está nada mal para una misión que en principio parecía perdida.

(Vía Spaceflight101).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear