Por @Wicho — 21 de Octubre de 2013

El vídeo Shape oscillation of a levitated drop in an acoustic field muestra como es posible mantener en el aire una gota de agua usando ultrasonidos, cambiar su forma al variar la frecuencia de estos, haciendo que coincidan con los armónicos de la gota, y destrozarla aumentando la intensidad.

Salvando las distancias, esto último es lo que hacen los médicos para eliminar cálculos renales y biliares mediante la litotricia.

No, el vídeo no tiene sonido: los ultrasonidos no se oyen porque son ultrasonidos… Dejando aparte el hecho de que probablemente el micrófono de la cámara con la que está grabado el vídeo tampoco sea capaz de captarlos.

(Science is a beauty vía La ciencia es bella, aunque levantó la liebre Francis (th)E mule).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear