Por @Wicho — 24 de Noviembre de 2009

Apenas tres días después de haber puesto de nuevo en funcionamiento el Gran Colisionador de Hadrones del CERN y de conseguir mantener haces en circulación dentro de sus dos anillos, ayer se producían las primeras colisiones (voluntarias) de partículas en el LHC, tal y como se puede leer en Two circulating beams bring first collisions in the LHC.

En concreto, eran las 14:22 cuando se produjo la primera colisión en el experimento ATLAS, seguido más tarde por colisiones en CMS, ALICE y LCHb.

Representación en 3D de la primera colisión en ATLAS
Representación en 3D de la primera colisión en ATLAS. Más imágenes en ATLAS event displays.

Estas colisiones se produjeron aún a un nivel relativamente bajo de energía de 450 GeV, que es la energía con la que se inyectan los haces de partículas en los anillos principales del LHC.

El objetivo inmediato a partir de ahora es el de ir aumentando la intensidad y la velocidad de los haces para conseguir colisiones de 1,2 TeV por haz de aquí a las Navidades, de tal forma que se pueda seguir con el calibrado de los instrumentos, y es que, curiosamente, por muy impresionantes que suenen los 450 GeV, son menos energía de la necesaria para abrir una nuez, aunque el truco de sacarle utilidad es concentrarla en partículas muy pequeñas.

Se espera que estas colisiones de partículas, convenientemente analizadas con los seis experimentos del LHC, puedan ayudar a validar y comprobar los límites del modelo estándar de física de partículas.

Se pueden seguir las novedades del LHC a través de la cuenta de Twitter del CERN, o de Feed RSS La Hora Cero, un blog mantenido por algunos de los físicos españoles que trabajan allí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones