Por @Wicho — 20 de Diciembre de 2005

Muy en consonancia con uno de los temas que se tratarán en la edición de esta noche de Redes, un juez en Filadelfia acaba de meterle un buen varapalo a los defensores del Diseño Inteligente, sentenciando que su enseñanza en el distrito escolar de Dover viola la prohibición constitucional de enseñar religión en los colegios públicos.

El texto completo de la sentencia está aquí [PDF 312 KB], y entre otras cosas el juez ha dicho que

Las pruebas establecieron durante el juicio de manera inequívoca que el Diseño Inteligente es una postura religiosa, un mero re-etiquetado del creacionismo, y no una teoría científica.

O que

El peso de las pruebas demuestra claramente, como se ha dicho, que el cambio sistemático de «creación» a «diseño inteligente» ocurrió en algún momento de 1987, tras la importande decisión Edwards del Tribunal Supremo. Estas convincentes pruebas apoyan fuertemente la aserción de la acusación de que el Diseño Inteligente es el creacionismo con otro nombre.

La decisión Edwards a la que hace referencia es una que en la que el Tribunal Supremo anuló una ley de Louisiana que exigía que si se enseñaba evolución en los colegios se hiciera lo propio con el creacionismo.

A ver si en Kansas toman nota.

(Vía Dispatches from the Culture Wars a través de GearBits, MetaFilter, Reuters, y montones de sitios más).

Actualización 21-12-2005: Luis Alfonso Gámez habla también del tema en Un juez federal prohíbe enseñar el 'diseño inteligente' en la escuela en Pensilvania.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear