Por @Wicho — 29 de Septiembre de 2008

A la cuarta fue la vencida y anoche por fin SpaceX consiguió poner en órbita uno de sus cohetes Falcon 1, tal y como cuentan en SpaceX successfully launches Falcon 1 to orbit.

Falcon 1 despegando © 2008 Space Exploration Technologies Corp.
Falcon 1 despegando © 2008 Space Exploration Technologies Corp.

Los tres lanzamientos anteriores habían fallado a causa de una fuga de combustible en el primero de ellos y de problemas con la separación de la segunda fase del cohete en los dos siguientes, y lo malo es que los tres se perdieron sus respectivas cargas útiles, así que en esta el cohete ocasión llevaba a bordo una carga simulada de 165 kilogramos.

Con este lanzamiento SpaceX se convierte en la primera empresa privada en conseguir alcanzar el espacio con un cohete de combustible líquido y lanzamiento convencional, y con un precio por lanzamiento que representa apenas una fracción de lo que cuesta un lanzamiento similar realizado por las agencias espaciales estatales, unos 8 millones de dólares para lanzar 420 kilogramos a una órbita de 185 kilómetros de altura, y unos 9 millones de dólares para colocar en la misma órbita 1.010 kilogramos en cuanto entre en servicio el Falcon 1e, lo que se espera que suceda en 2010.

Los precios que ofrece SpaceX son también mucho más baratos que los que ofrece Orbital Sciences Corporation con su cohete Pegasus, de combustible sólido y que debe ser lanzado desde un avión nodriza con un precio por lanzamiento de unos 30 millones de dólares para una carga máxima de 443 kilogramos.

Y todo esto, además, con un cohete diseñado a partir de cero con recursos de la propia empresa, fundada por Elon Musk, fundador de PayPal, quien ha invertido parte del dinero obtenido con la venta de esa empresa en su apuesta por el espacio.

La empresa espera poder realizar los primeros lanzamientos con cargas reales a principios del año que viene, así como los primeros lanzamientos del Falcon 9, el hermano mayor del Falcon 1, un cohete que permite lanzar cargas más pesadas a alturas mayores y que, eventualmente, podría ser utilizado por la NASA para poner astronautas en órbita utilizando la cápsula tripulada Dragon mientras la cápsula Orión del proyecto Constellation no está operativo.

El espacio, cada vez un poquito más cerca y más asequible.

(Vía BBC News; Earl_Hickey también nos avisó.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear