Por Nacho Palou — 21 de Septiembre de 2015


Imagen Bryce Vickmark, Phys.org.

Las máquinas de resonancia magnética son capaces de obtener imágenes del interior del cuerpo humano; permite por ejemplo observar los tejidos blandos y órganos como el corazón o el cerebro.

A partir de las imágenes obtenidas por resonancia magnética un ordenador puede reconstruir un modelo 3D del tejido observado —el cual puede ser manipulado y visualizado en una pantalla de ordenador desde distintos ángulos.

Un paso más allá, investigadores del MIT y del Hospital Infantil de Boston han desarrollado un sistema que puede tomar una imagen por resonancia magnética del corazón del paciente y convertirlo en un par de horas en un modelo tridimensional, un reproducción física y tangible del órgano real que los médicos pueden tocar para planificar la cirugía.

Más en System can convert MRI heart scans into 3D-printed, physical models in a few hours.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear