Por @Alvy — 12 de Julio de 2009

Al parecer si una cartera perdida lleva en su interior fotos de bebé la probabilidad de que sea devuelta a su dueño se multiplica por más de cinco respecto a una cartera que no lleve fotos. Frente al 15 por ciento que la gente honesta devuelve normalmente las que no llevan nada demasiado «personal» (fotos personales o tarjetas de ONGs) las que llevan entrañables fotos familiares alcanzaron un 90 por ciento de éxito en la recuperación.

Es uno de los curiosos experimentos sociológicos de Richard Wiseman: Want to keep your wallet? Carry a baby picture. La prueba la hicieron en Edimburgo, Escocia.

(Vía Boing Boing.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear